Un hombre se atrinchera armado en una casa en Murcia y hiere a su hermana

Un hombre se atrinchera armado en una casa en Murcia y hiere a su hermana


Un hombre permanece atrincherado desde este viernes por la tarde en una vivienda situada en la pedanía de Cañada Hermosa, en Murcia, donde ha tenido amenazada como rehén a su hermana, a la que ha herido levemente por desavenencias familiares. La mujer secuestrada ha podido salir este sábado por la mañana de la casa donde estaba retenida para entrar a una ambulancia por su propio pie, tras producirse un tiroteo en la zona donde se han desplegados agentes del Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la Policía Nacional llegados desde Madrid.

Además de estos efectivos, al lugar también han acudido agentes de los Grupos Operativos Especiales de Seguridad (GOES) de Valencia. Durante su intervención, un subinspector resultó herido en la cabeza y un brazo al recibir, por parte del atrincherado, dos impactos con perdigones de caza, según informa el diario regional La Verdad. El agente fue trasladado a un centro hospitalario donde se le intervino para extraerle los perdigones.

Asimismo, sobre las 10.30 horas de este sábado se han oído dos tiros, seguidos de otra media docena de otra arma distinta y, tras unos momentos de silencio, se han vuelto a escuchar más disparos de diferentes armas. Los policías han obligado a los periodistas y a los sanitarios a agacharse y protegerse tras un murete, en una zona acordonada a la que han llegado más ambulancias.

Según un portavoz de la policía destacado en el lugar, las negociaciones con el secuestrador continúan mientras la mujer ha sido atendida por los sanitarios de la ambulancia de las heridas leves que le causó el enfrentamiento con su hermano y ya ha sido trasladada a un hospital de Murcia para un examen médico más detenido.

Desde la media tarde de este viernes un negociador de la policía intenta disuadir al hombre, que no tiene exigencias concretas, tratando de atacar sus puntos débiles psicológicos por teléfono y buscando su agotamiento físico y mental en la casa ubicada en una parcela de tierra, de las inmediaciones de las calles Maravillas y Mayor, con los accesos acordonados a unos 500 metros de distancia.

Un vecino de la zona, en la que hay otras casas con parcela ajardinada o con huerto, declaró en la noche de este viernes a la televisión autonómica La 7 Región de Murcia que escuchó disparos. La policía le pidió que se mantuviera alejado del paraje conocido como El Pedrusco al que sobre las 9:45 horas ha llegado este sábado un camión de bomberos y algunos vecinos para dar de comer a sus animales.

Testigos del suceso han asegurado que vieron al hombre introducir en el maletero de su coche a la mujer a la fuerza el pasado jueves, según han indicado a La Verdad. Asimismo, estas fuentes han indicado que el motivo de la amenaza tendría que ver con problemas surgidos en el entorno de la familia.

Testigos han señalado que las desavenencias se deben a la custodia de algún menor, según la cadena de televisión, que también relata que con un megáfono se pidió a los vecinos que no salieran de casa ni se aproximaran a las ventanas.

Al tratarse de un área de segundas residencias en su mayoría, con solo un par de ellas habitadas regularmente, al resto de propietarios que podían venir a pasar el fin de semana de Nochebuena y Navidad se les advirtió el viernes por la tarde de que no lo hicieran, dado el peligro que podía suponer que el atrincherado tuviera acceso a un arma, añaden fuentes policiales.

Fuente: 20 Minutos

imagen-murcia.jpg




 
Arriba