CCOO Correos Serrano se compra un certificado AENOR para avalar su lamentable gestión de la Covid-19

foropositores

Administrador
Registrado
30 Jun 2018
Mensajes
12.996
Me gusta
38

Serrano se compra un certificado AENOR para avalar su lamentable gestión de la Covid-19

Cuando el pasado mes de septiembre la empresa comunicó que “se pensaba realizar una AUDITORÍA de las medidas preventivas adoptadas frente a la pandemia”, CCOO, conjuntamente con UGT, denunciamos que lo único que se pretendía era BLANQUEAR las chapuzas e irresponsabilidades cometidas por el presidente Serrano (y sus más directos allegados en la dirección) durante la misma. Por eso no nos sorprendió la “noticia” difundida el 4 de enero sobre la CERTIFICACIÓN AENOR, obtenida por Correos diciendo, más o menos, “lo mucho y bien que se ha preocupado por la salud de los trabajadores/as frente a la COVID-19”.

Sin pretender deslucir tan “importante” galardón, el personal de Correos DEBE SABER Y COMUNICAR (esta es la muletilla que vienen “pavoneando” sus “éxitos” en todos los certámenes a los que asiste a comprar títulos y certificados) QUE:

- AENOR es una empresa privada, que cobra, y mucho, por dar certificaciones “a la carta”, es decir, que certifica lo que le presentan. El “truco”, obviamente, es mostrarle solo lo que funciona bien para que dé fe de que eso, y solo eso, es cierto, ocultándole todas las deficiencias y chapuzas que se vienen padeciendo a diario. Vamos, lo que viene a ser ponerse las certificaciones como se las ponían (las cosas) a Felipe II.

- Como era de esperar, Correos NO HA INFORMADO a las Organizaciones Sindicales de cuándo, cómo, ni quién iba a realizar la pretendida “auditoría”, a pesar de que repetidamente se lo hemos requerido, incluso instando a que sean objetivas, no “compradas”. Afortunadamente, Serrano no podrá comprar la certificación de buenas prácticas en “Negociación y Diálogo social”, aunque no dudamos de que, si pudiera, tendría un diploma a la medida de su megalomanía.

- AENOR solo ha visitado los centros que Correos le ha querido enseñar, unos centros donde con más de una semana de antelación se les ha advertido para que tuviesen todo “en estado de revista”.

De habernos preguntado a las OO.SS., podríamos haberle recomendado cientos de centros de trabajo para visitar en todo el Estado, donde las condiciones de hacinamiento y desborde de paquetería eran, y siguen siendo, inadmisibles por ser imposible mantener las distancias ante la falta de espacio y la acumulación de envíos, donde la falta de ventilación es evidente, o donde la empresa incumple flagrantemente su propio protocolo preventivo (por ejemplo suprimiendo la separación entre turnos de trabajo en oficinas, y en la mayoría de CTA).

- LA NOTA INTERNA Y DE PRENSA DE LA EMPRESA pretende hacer ver que todo lo que ha hecho Correos en materia preventiva “desde el inicio de la pandemia” es correcto, ALGO QUE ES ABSOLUTAMENTE FALSO. Por mucho que Eva Pavo, responsable bien pagada del obediente departamento de Publicidad y Marketing, se empeñe en “Hacer saber y comunicar” periódicamente una retahíla de fake news para blanquear la imagen de su presidente, LO CIERTO ES QUE AENOR NO HA PODIDO CERTIFICAR las barrabasadas que se hicieron en marzo y abril, ni la precipitada desescalada de junio, NO HA PODIDO CERTIFICAR el incumplimiento del propio protocolo de Correos, ni los inaceptables hacinamientos en plena campaña de Navidad, NO HA PODIDO CERTIFICAR todas esas “buenas acciones” de Correos que nos han colocado como segundo colectivo en contagios, con más de 12 mil casos, solo por detrás del colectivo sanitario. Y no lo ha podido certificar, sencillamente, porque ni se le ha contado ni se le ha pedido.

El comportamiento del megalómano Serrano, que se ha comprado un certificado para enmarcar y colgar en su futuro millonario y faraónico despacho, choca dramática y groseramente, en plena tercera ola de pandemia, con el comportamiento de otras empresas y administraciones que costean pruebas intentando detectar casos precozmente y asintomáticos para evitar que los contagios se extiendan y conviertan en brotes, algo fundamental, si además tenemos en cuenta que nuestro trabajo conlleva contactar con millones de ciudadanos/as a diario y que podemos convertirnos en un factor de propagación indiscriminado. Los contagios en Correos han crecido un 15% desde que comenzó la Campaña de Navidad. Sumamos más de 12.000 personas afectadas entre positivos, probables y aislados en cuarentenas. La mitad de los contagios se han confirmado solo en la última semana, y las Autoridades Sanitarias advierten que es necesario redoblar esfuerzos para evitar la extensión de contagios.

Mientras tanto, nuestro presidente y la cúpula directiva preocupados por llenar la vitrina de premios que enriquezcan su currículo de cara a futuras salidas hacia otros ámbitos políticos o empresariales. Parecería un chiste si no fuera tan serio, ¿verdad? Por eso, y por muchas otras cosas, discrepamos seriamente de su modelo de Correos. No es nuestro modelo.


Fuente:

foropositores
 
Última edición:
Arriba