Más de 1.000 opositores nos visitan diariamente para informarse, por algo será ;)
 Ayuda a mantener la web activa  Propuestas de colaboración

Se nos quema la vida (y el futuro)

Se nos quema la vida (y el futuro)


El sábado volví una vez más a mis paisajes de juventud, al Parque Natural de los Sabinares del Arlanza en Burgos, donde aprendí todo lo que hoy sé como naturalista, a Santo Domingo de Silos, donde pasé 10 años haciendo la tesis doctoral sobre su riquísimo patrimonio artístico. Al día siguiente bosque y decenas de casas habían sido devoradas por un fuego atroz. Hay miles de hectáreas calcinadas, de proyectos, de ilusiones, de hogares convertidos en cenizas. Es posible que la culpa la tenga la chispa de una de esas cosechadoras a las que la Junta de Castilla y León permite trabajar a riesgo de que la puedan liar parda, pero ya se sabe: los políticos prefieren asumir los riesgos de un incendio a las críticas de los ciudadanos.

Aunque la culpa es de todos y se llama cambio climático. Por mis investigaciones históricas puedo afirmar que en los últimos 1.500 años no existen registros de un incendio así en la zona. Las gentes de más edad de Silos y Covarrubias me aseguran que nunca en su vida habían conocido unos calores y una sequía como esta, que se une a la larga serie de calores y sequías de los últimos años. Yo tampoco he visto nunca el sabinar tan seco, tan debilitado. Ni tantos robles centenarios muertos o a punto de morir ante la falta crónica de agua.

Dicen los ignorantes aquejados de cuñadismo que esto de la crisis climática es un engaño ecologista, que los científicos están equivocados, que se llama verano y siempre ha existido, que si hace calor nos vayamos a un centro comercial. Es verdad que los científicos se han equivocado, pero al revés. Han pecado de optimistas. El desastre ambiental es más grave y va mucho más rápido de lo esperado. Lo malo, lo peor, está aún por llegar.



Fuente: 20 Minutos
 
Arriba