Más de 1.000 opositores nos visitan diariamente para informarse, por algo será ;)
 Ayuda a mantener la web activa  Propuestas de colaboración

Sánchez y Feijóo se reprochan la falta de pactos entre Gobierno y oposición y se piden uno al otro “ser útiles” para el país

Sánchez y Feijóo se reprochan la falta de pactos entre Gobierno y oposición y se piden uno al otro “ser útiles” para el país


Pedro Sánchez se acercó hasta el escaño de Alberto Núñez Feijóo y le estrechó la mano nada más entrar al hemiciclo. Sirvió de breve presentación para 15 minutos frenéticos, de oposición contrarreloj de uno, de defensa gubernamental de otro, atiborrados de mensajes con la prebenda impuesta por ambos de cierta cortesía. Lo primero que hizo Feijóo fue apelar a la "política útil", algo a lo que Sánchez replicó con la demanda de una "oposición útil". Siete minutos cada uno para abrir una etapa de confrontación parlamentaria muy disuelta: el próximo encuentro entre ambos se presume para septiembre. Y dos encontronazos: la economía y la renovación del Consejo General del Poder Judicial.

"Yo no he venido a insultar, he venido a hacer oposición", intentó sentar las bases de la nueva etapa el líder del PP, una lucha más de florete que de trincheras tras un capítulo especialmente tenso en las relaciones tras el paso de Pablo Casado. "Vengo a intentar que España tenga un Gobierno mejor". Una vez establecidas las intenciones, todo aquello acumulado durante los dos últimos meses y que ahora podía pedir a su interlocutor de viva voz, Feijóo centró el tiro en lo económico. El eje en torno al que pivota su estrategia.

Se apoyó en cifras, datos y porcentajes: en el contenido del reivindicadísimo documento económico sin logo que el PP entregó hace dos meses al Gobierno y que aún no ha leído. "Devolvamos ese dinero a las familias", exigió el líder del PP al presidente del Gobierno respecto al exceso, 4.000 millones asegura, que la Hacienda pública ha recaudado por encima de lo presupuestado debido a la inflación este 2022. El líder de la oposición incidió en las medidas ideadas por su sanedrín económico, como la rebaja al 5% de los impuestos en los hidrocarburos. "Usted tiene más fondos europeos que nunca y ha subido 24 impuestos, ¿por qué pese a eso se empeña en endeudar a los españoles en 210 millones de euros al día?", recriminó.

Feijóo, que aceleró la velocidad de su discurso debito al estrecho cronómetro, también cuestionó a los socios parlamentarios del Gobierno, a los independentistas y nacionalistas vascos y catalanes. "El PP no solo lo puede utilizar cuando no le llegan los votos de Bildu y ERC", afeó. "Vivir al día, entregar cualquier cosa para seguir es resistir, pero no es gobernar", acusó en uno de los últimos mensajes lanzados en el primer round. Turno de Sánchez.


Sánchez: "Lo único que han hecho es estorbar"

"Gobernamos con una minoría parlamentaria de 155 escaños: necesitamos forjar acuerdos. Hemos llegado a acuerdos con todas las fuerzas políticas salvo la ultraderecha y ustedes. Mi petición es que hicieran una oposición de Estado, una oposición útil", contestó Sánchez tras dar la bienvenida al nuevo senador.

El presidente del Gobierno recordó el trabajo conjunto con Feijóo durante los dos últimos años, las 20 conferencias de presidentes, más telemáticas que presenciales, en las que se habían encontrado como presidente del Gobierno y de la Xunta. Un "resultado fructífero" que espera "extender ahora que se va a dedicar a la política nacional".

Pero Sánchez se fajó rápidamente para desdibujar el panorama pesimista y caótico presentado por el líder de la oposición y reivindicó el legado de su legislatura. La revalorización de las pensiones conforme al IPC, 14 acuerdos con los agentes sociales, la reforma laboral de la vicepresidenta segunda Yolanda Díaz, presente junto al presidente. Tanto Feijóo como Sánchez, por las prisas, por lo simbólico de un debate más de antología que de coyuntura, pronunciaron un discurso a retazos.

"El Gobierno lo que ha estado haciendo es trabajar, ustedes lo único que han hecho es estorbar", atacó Sánchez en un momento dado. Quizás, el ariete más agrio empleado en el debate. "Nos dan siempre lecciones de constitucionalismo, pero este es un Gobierno que cumple con la Constitución. ¿Está usted dispuesto a cumplir con la Constitución y renovar los órganos constitucionales?", dijo el presidente, sacando a flote la falta de entendimiento en torno a la renovación del CGPJ.



Fuente: 20 Minutos

sanchez-feijoo-senado.jpg
 
Arriba