Más de 1.000 opositores nos visitan diariamente para informarse, por algo será ;)
 Ayuda a mantener la web activa  Propuestas de colaboración

Piden al juzgado del caso de las niñas de Alcàsser que impulse los análisis pendientes en busca de semen, sangre y ADN

Piden al juzgado del caso de las niñas de Alcàsser que impulse los análisis pendientes en busca de semen, sangre y ADN


La Asociación Laxshmi para la lucha contra el Crimen ha pedido al Juzgado de instrucción 6 de Alzira, que lleva la investigación del caso Alcàsser, que dé un impulso procesal a las pruebas aún pendientes de resultados y se indique al Instituto Nacional de Toxicología que proceda al análisis de pelos y muestras remitidas desde el depósito de Valencia "utilizando las técnicas más modernas que posean".

Así lo reclama la asociación con el fin de encontrar sospechas o evidencias de sangre, semen y ADN en distintas muestras y restos del crimen de las tres niñas, que fueron violadas y asesinadas en un paraje de Tous (Valencia) conocido como La Romana, donde sus cuerpos fueron descubiertos en enero de 1993.

Una vez analizadas, solicita expresamente que sean conservadas de la mejor manera posible, evitando la creación de humedad y contaminación cruzada, ya que los responsables del Instituto de Toxicología conocen el mejor modo para conservar pruebas susceptibles de análisis biológicos.


Envoltorio tras la violación

Además, pide realizar un reportaje fotográfico 3D in situ de la moqueta/alfombra en que fueron envueltas tras su violación, tortura y asesinato y que va a analizar próximamente el Instituto de Toxicología a fin de poder realizar interpretaciones forenses de posteriores resultados de laboratorio.

La Asociación Laxshmi se ha personado recientemente en la causa de la acusación popular, y en los últimos meses ha promovido el análisis de pelos y otros posibles restos forenses en los vehículos de Miguel Ricart, que en 1997 fue condenado a penas que suman 170 años de prisión por el triple crimen y que se encuentra en libertad desde 2013, y Antonio Anglés, todavía buscado por los asesinatos de Toñi, Miriam y Desirée.

Además, ha impulsado la búsqueda de ADN en la ropa interior de las tres niñas asesinadas y otros restos encontrados en varios escenarios relacionados con este suceso, como la alfombra en que fueron envueltas tras su violación, tortura y asesinato.

En su escrito al juzgado, fechado el pasado día 12, recuerda el listado de pruebas pendientes de resultados y que fueron acordadas por el juzgado, como son verificar la existencia de la fotografía que se sacó al polizón en un buque mercante con destino a Dublín, los recortes de tapizado de los sillones de los vehículos extraídos en los años noventa, ADN de los pelos sin raíz encontrados en los vehículos y de pelos en la fosa, un colchón y en unos guantes.



Fuente: 20 Minutos

688938-1.jpg
 
Arriba