Más de 1.000 opositores nos visitan diariamente para informarse, por algo será ;)
 Ayuda a mantener la web activa  Propuestas de colaboración

La inflación dispara un 13% los ingresos de las administraciones públicas en el primer semestre y reduce el déficit a la mitad

La inflación dispara un 13% los ingresos de las administraciones públicas en el primer semestre y reduce el déficit a la mitad


La inflación está llenando las arcas públicas por el impulso a la recaudación tributaria que está dejando tras de sí. Además, está contribuyendo a aliviar el déficit presupuestario, que se ha reducido a la mitad en comparación con el primer semestre del año pasado. Así se desprende de los datos de ejecución presupuestaria que ha publicado este lunes el Ministerio de Hacienda y Función Pública, presidido por María Jesús Montero.

Hasta junio, el conjunto de las administraciones públicas ha obtenido unos ingresos totales un 13% más elevados que en el mismo periodo que el año anterior y un 17,5% superiores a la primera mitad de 2019. Lo que supone un aumento bruto de 28.311 millones de euros frente al año previo. Los motivos principales son el auge en la recaudación tributaria que se ha vivido por las subidas de precios, la recuperación del empleo tras dejar atrás lo peor de la pandemia y el aumento del consumo.

Solo la recaudación obtenida por los tres principales grupos de impuestos fue un 16,5% superior que en la primera mitad de 2021 (19.106 millones). Los impuestos sobre la producción y las importaciones (donde se incluye el IVA) han dejado un 17,7% más de ingresos (10.887 millones), mientras que el gravamen al valor añadido por sí solo un 21,7% más de recaudación (8.936 millones).

En lo tocante a la tributación sobre la renta (IRPF) y el patrimonio, el aumento en los ingresos ha sido del 15,5% (8.092 millones extra), mientras que los impuestos sobre el capital apenas han aportado un 6,6% más (127 millones.

Los ingresos por cotizaciones sociales -destinados a pagar las pensiones- también han registrado un aumento, aunque más moderado que el de los principales tributos. En concreto, han repuntado un 5,4% (4.412 millones) por el aumento en la afiliación a la Seguridad Social.

Además, las administraciones se han embolsado 568 millones de euros adicionales por la venta de bienes y servicios (un 6,8% más); otros 2.586 millones por el incremento de otros ingresos corrientes (un 22,1% más) y 1.764 millones adicionales por otros ingresos de capital (un 70% más).


Aumenta también el gasto

El aumento en los ingresos de las administraciones ha permitido aliviar el desequilibrio en las cuentas públicas, que en la primera mitad del año se cifraba en 29.643 millones de euros de agujero. O lo que es lo mismo, un 2,3% del PIB español. En comparación con el mismo periodo de 2021, el déficit se ha reducido casi a la mitad, pasando del 4,5% al 2,3%.

El alivio en el déficit se explica en buena medida por el aumento de los ingresos tributarios. No en vano, el gasto de las administraciones públicas aumentó un 1,3% (3.656 millones) en los primeros seis meses del año. El encarecimiento de los consumos intermedios, que se encarecieron un 7,5% (1.730 millones); el aumento en el pago de intereses del 13,8% (1.767 millones) o el ligero alza en el pago de sueldos públicos (suben un 2,6%, 1.523 millones más) han contribuido a elevar el gasto.

En cambio, el desembolso en transferencias sociales no en especie (donde se incluyen las pensiones) se ha reducido un 1,3% en comparación con el primer semestre de 2021, lo que ha reportado un ahorro de 5.044 millones. También se ha gastado más en subvenciones (8,2% y 619 millones) y en otras partidas corrientes (108% y 2.496 millones), mientras que el gasto en capital se ha reducido un 23,8% (4.562 millones menos).



Fuente: 20 Minutos

1a4deaf96caf2dbab6cddbebfa2834bafc778f2aw.jpg
 
Arriba