INAP La Generalitat pone en marcha el canal seguro de denuncias contra las malas prácticas administrativas 'Confident-GVA'

La Generalitat pone en marcha el canal seguro de denuncias contra las malas prácticas administrativas 'Confident-GVA'


“Se trata de un canal telemático y seguro que garantizará la confidencialidad y el anonimato de las personas denunciantes y se podrá acceder a él a través de un enlace en la web de la Generalitat”, ha afirmado Bravo, al tiempo que ha destacado “la apuesta del actual Consell para desplegar, a través de la Conselleria de Justicia, Interior y Administración Pública, un completo sistema de integridad para la gestión de los asuntos públicos, apostando por los medios de detección temprana y de prevención de la corrupción”.

La tramitación y gestión de este canal corresponderá a la Inspección General de Servicios para que esta, previa contrastación de la verosimilitud de la denuncia, proceda a su investigación. A las informaciones que se reciban se les asignará un código que permitirá la comunicación recíproca y segura entre la inspección y la persona informante, sin necesidad de que se conozca su identidad. El objetivo es que este canal no solamente se aplique en la Administración de la Generalitat, sino que, de manera progresiva, incluya a las entidades del sector público autonómico.

La puesta en funcionamiento de esta canal supone culminar los sistemas preventivos de los que ya se ha dotado la Generalitat. Así, hay que destacar la Ley 4/2021, de 16 de abril, de la Generalitat, de la Función Pública Valenciana, de manera pionera, ya configura un completo sistema de protección del personal empleado público que denuncie irregularidades y que la ley autonómica reguladora de la inspección de servicios ya prevé que la Generalitat establece un canal seguro y accesible para la presentación de denuncias.

“La protección del personal empleado público que denuncie irregularidades, la puesta en marcha de un canal seguro para su formulación y el sistema de alertas para la prevención de riesgos constituyen un completo y pionero sistema de integridad y de protección del interés público”, ha subrayado la consellera. Al respecto, ha considerado que estos instrumentos “son necesarios para conseguir el objetivo de que la forma de actuar en la Administración Pública se base en los principios de integridad y transparencia”.

Para Bravo, “las malas prácticas, entendidas como aquellas actuaciones de la Administración que puedan propiciar el incumplimiento de los principios de legalidad, objetividad, imparcialidad, eficacia y eficiencia, así como las posibles irregularidades administrativas, afectan no solo al prestigio y la legitimidad de cualquier organización, sino que también merman de manera sustancial la eficacia y eficiencia de sus actuaciones”.



Fuente: La Administración al Día (INAP)
 
Última edición por un moderador:
Arriba