Más de 1.000 opositores nos visitan diariamente para informarse, por algo será ;)
 Ayuda a mantener la web activa  Propuestas de colaboración

Estas son las 10 multas más comunes de la DGT durante una operación salida de verano

Estas son las 10 multas más comunes de la DGT durante una operación salida de verano



Con la llegada del verano, los desplazamientos por las carreteras aumentan y hay más riesgo de cometer infracciones al volante. Además, durante las vacaciones, tendemos a relajarnos más, olvidando infracciones que son objeto de multa. Y es que ciertas actitudes o manías, aparte de ser peligrosas, pueden acarrear una sanción económica si los agentes de tráfico consideran que afecta a la conducción.

Además, este año 2022, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha introducido una serie de modificaciones en la Ley de Tráfico y, por consiguiente, en las multas. Algunas maniobras han sido prohibidas y otras tienen sanciones más elevadas. Por este motivo, y para evitar disgustos en las vacaciones, repasamos las multas desconocidas y las más habituales en las que incurrimos en la época estival.

Las multas más comunes en verano

1. Superar el límite de velocidad para adelantar: esta nueva medida es de las más cuestionadas, ya que antes se permitía superar en 20 km/h el límite de velocidad para realizar un adelantamiento en vía secundaria. Ahora, el conductor no podrá rebasar la velocidad estipulada en ningún caso. La sanción dependerá de la velocidad a la que esté circulando en el momento de la infracción. Si se alcanzan los 110 km/h en una vía limitada a 90 km/h la multa ascenderá a 100 euros, sin pérdida de puntos.

2. No respetar la distancia de seguridad: según la norma, esta deber ser la que permita detenerse en caso de frenazo brusco sin colisionar con el vehículo, teniendo en cuenta la velocidad, las condiciones de frenado y adherencia de los neumáticos. Esta infracción está tipificada como grave y conlleva 200 euros de multa y la pérdida de cuatro puntos del carné de conducir.

3. Circular por el carril izquierdo: el uso indebido de este carril, una práctica muy habitual entre los conductores españoles, se considera como una infracción grave y se multa con 200 euros. En una vía de varios carriles de circulación en el mismo sentido, siempre se debe utilizar el carril derecho, excepto cuando se va a adelantar.

4. No llevar el permiso de conducir: para cualquier tipo de desplazamiento, por muy corto que este sea, es obligatorio llevar el carné de conducir. No hacerlo supone una sanción de 10 euros. Si no lo quieres llevar de forma física, puedes hacerlo en formato digital a través de la 'app' myDGT.

f.elconfidencial.com%2Foriginal%2F980%2F70b%2Ff1c%2F98070bf1cb6e05091e29912bcfa5e3ef.jpg
f-31.jpg


5. Conducir con chanclas o descalzo, sin camiseta, comer o beber al volante y sacar el codo por la ventanilla: aunque estas acciones no están prohibidas, si pueden ser castigadas porque esa acción afecta a la seguridad a la hora de conducir, ya que “los conductores deberán estar en todo momento en condiciones de controlar su vehículo”. De no ser así, los agentes de tráfico pueden expender multas de hasta 200 euros.

6. Usar el teléfono móvil: una de las más graves, ya que multiplica por cuatro la posibilidad de tener un accidente. Esta sanción conlleva una multa de 200 euros y la retirada de seis puntos del carné de conducir.

7. Quedarse sin gasolina durante un viaje: la falta de previsión puede suponer una sanción de 200 euros por “conducción negligente” siempre que el conductor provoque “una situación de riesgo o peligro para sí mismo”, como puede ser quedarse tirado en mitad de la carretera en un punto de escasa visibilidad.

8. Tirar una colilla por la ventana: esta acción puede provocar incendios si el cigarrillo está mal apagado, por eso se sanciona con una multa de 200 euros y la retirada de cuatro puntos del carné de conducir.

9. Conducir con auriculares: la normativa considera que esta acción es grave y disminuye la atención en la conducción, por lo que acarrea una multa de 200 euros y la pérdida de tres puntos.

10. Llevar el equipaje mal organizado: con el objetivo de que “no haya interferencia entre el conductor” y los objetos o animales transportados. La multa sería de 80 euros, aunque si la carga saliese despedida del vehículo (por ejemplo, de una baca), podría llegar hasta los 200 euros.


Con la llegada del verano, los desplazamientos por las carreteras aumentan y hay más riesgo de cometer infracciones al volante. Además, durante las vacaciones, tendemos a relajarnos más, olvidando infracciones que son objeto de multa. Y es que ciertas actitudes o manías, aparte de ser peligrosas, pueden acarrear una sanción económica si los agentes de tráfico consideran que afecta a la conducción.



Fuente: El Confidencial

f-32.jpg
 
Arriba