El Gobierno aprueba tres días antes de que termine el año el decreto que exigían los alcaldes para restringir el tráfico antes de 2023

El Gobierno aprueba tres días antes de que termine el año el decreto que exigían los alcaldes para restringir el tráfico antes de 2023


Con el mismo poco margen de tiempo que la mayoría de los alcaldes, el Ministerio de Transición Ecológica ha esperado a que falten cuatro días para que termine 2022 para aprobar el decreto que define exactamente una zona de bajas emisiones (ZBE) y qué requisitos tiene que cumplir, desde el punto de vista de la contaminación, medioambiental o acústico para dotar a los ayuntamientos de la "seguridad jurídica" que muchos de ellos alegan que no tenían para aprobar las ordenanzas para crear áreas de tráfico restringido "antes de 2023". Ahora, el Gobierno da a los que ya lo han hecho cuatro años para adaptar su ZBE a los requisitos del nuevo decreto.

El real decreto que ha aprobado el Gobierno este martes es vital para los ayuntamientos, que desde hace meses exigían pautas concretas sobre cómo proceder para delimitar ZBE sin verse denunciados ante los tribunales, como ha sucedido en Madrid y Barcelona y, más recientemente en Burgos por una cuestión especialmente sensible de cara a las elecciones municipales de 2023. Hasta ahora, son muy pocas, una quincena, las ciudades que han llegado a tiempo del plazo que marca la Ley del Clima, del total de 149 de más de 50.000 habitantes que están obligadas a implantar una zona de bajas emisiones, además de las islas y los municipios de más de 20.000 habitantes que superen los límites de contaminación.

"El Ayuntamiento está a la espera de que se publique el real decreto que tendrá que aprobar el Gobierno central, donde se desarrolle de manera pormenorizada esta materia", explicaban este mismo martes en el consistorio de Albacete, donde como en la mayoría de las ciudades todavía continúan los preparativos. En su caso, la Concejalía de Movilidad Urbana y la Concejalía de Sostenibilidad de Albacete están trabajando en la licitación de un contrato de asesoramiento técnico especializado en la materia para "ayudar" a definir los criterios a aplicar en la ZBE, indicaban en este consistorio horas antes de que el Consejo de Ministros aprobara la norma.

Esto es precisamente lo que hace el real decreto, en el que el Ministerio pasa por encima del incumplimiento flagrante de la mayoría de las ciudades y recuerdan que la ley dicta que "adoptarán antes de 2023 planes de movilidad urbana sostenible que introduzca medidas de mitigación que permitan reducir las emisiones de la movilidad incluyendo, entre otros, el establecimiento de zonas de bajas emisiones".

No es la primera vez que el Gobierno hace oídos sordos a las advertencias de los alcaldes de que no llegarían a tiempo o sus peticiones de prórroga. A finales de octubre, la vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, les apremió mediante una carta remitida a la FEMP a que se dieran prisa para tener loas ZBE "antes de 2023", al considerar que habían tenido tiempo suficiente. Este martes, el Ministerio recuerda que "se ha proporcionado un plazo de más de 18 meses a los municipios para que puedan establecer sus ZBE" desde que aprobó la Ley de Cambio Climático, en mayo de 2021, y que en noviembre de 2021 elaboró en colaboración con la FEMP y publicó unas "Directrices" para el establecimiento de las ZBE. El departamento de Ribera ha defendido en todo este tiempo que era suficiente para que los ayuntamientos hicieran y aprobaran sus correspondientes ordenanzas, algo que de momento no ha hecho una amplia mayoría

(habrá más información en breve)

Fuente: 20 Minutos

a-en-la-salida-23-de-la-ronda-litoral-de-barcelona.jpg




 

Quizás pueda interesarte:

Arriba