INAP El déficit del Estado se sitúa en el 2,02% del PIB en noviembre y se reduce un 62,3% respecto al mismo periodo del año anterior

El déficit del Estado se sitúa en el 2,02% del PIB en noviembre y se reduce un 62,3% respecto al mismo periodo del año anterior



El déficit del Estado se sitúa en el 2,02% del PIB en noviembre y se reduce un 62,3% respecto al mismo periodo del año anterior.



Asimismo, el Ministerio de Hacienda y Función Pública también ha publicado hoy en su web los datos de déficit consolidado de la Administración Central, Comunidades Autónomas y Seguridad Social hasta octubre en términos de contabilidad nacional, que también se ha reducido un 71,5% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

A su vez, también se han publicado hoy los datos de ejecución presupuestaria del conjunto de Administraciones Públicas del tercer trimestre, que incluyen los datos correspondientes a las Corporaciones Locales. En los tres primeros trimestres de 2022 el déficit del conjunto de las Administraciones Públicas se ha reducido un 60,5%, excluida la ayuda financiera.

Déficit del Estado noviembre

Hasta noviembre de 2022 el Estado ha registrado un déficit equivalente al 2,02% del PIB, frente al 5,83% existente en noviembre de 2021. De esta forma, el déficit se sitúa en 26.513 millones, lo que supone un descenso del 62,3% respecto a los 70.389 millones del mismo periodo del ejercicio anterior. Este resultado se debe a un incremento de los ingresos no financieros del 23,5%, frente al comportamiento de los gastos, que crecen a un ritmo del 0,5%.

Recursos no financieros del Estado

Los recursos no financieros se sitúan en 237.298 millones, lo que implica un 23,5% más respecto al mismo periodo de 2021. Los impuestos alcanzan los 193.501 millones, el 81,5% del total de los recursos, y crecen un 19,4% respecto a noviembre de 2021.

Los impuestos sobre la producción y las importaciones aumentan un 10,9%. En concreto, los ingresos por IVA se elevan un 14,5%. Los impuestos corrientes sobre la renta y el patrimonio crecen un 30,6% debido al IRPF, que se incrementa un 36%. Por su parte, el Impuesto sobre la Renta de No Residentes se eleva un 59,3% debido al aumento de los dividendos. Los ingresos del Impuesto sobre Sociedades crecen un 22,2%, si se deducen los ingresos extraordinarios derivados de la fusión de dos grandes entidades y de una venta de activos que se recogieron en 2021.

Asimismo, los impuestos sobre el capital aumentan 138 millones de euros respecto al mismo periodo del año anterior y los ingresos de las cotizaciones sociales descienden en un 1,9%.

Las rentas de la propiedad disminuyen un 0,2% respecto a 2021 debido a los menores ingresos por intereses, que disminuyen un 6,1% hasta 1.750 millones. No obstante, esta disminución se compensa, en parte, con el aumento de los ingresos por dividendos y otras rentas de la propiedad en un 5,4% hasta los 2.107 millones.

Los ingresos procedentes de la venta de bienes y servicios muestran un crecimiento del 34,3%. Finalmente, los otros recursos no financieros aumentan en 13.435 millones, lo que se debe a que el efecto a favor del Estado de la liquidación definitiva de 2020 de Comunidades Autónomas y de Corporaciones Locales practicada en julio ha sido muy superior, en torno a 11.400 millones más, que el de la liquidación definitiva de 2019, no obstante, este efecto se va a ir atenuando a medida que avanza el año.

Empleos no financieros del Estado

Hasta noviembre, los empleos no financieros del Estado se han situado en 263.811 millones, cifra superior en un 0,5% a la registrada en los once primeros meses de 2021.

La partida de mayor volumen son las transferencias entre Administraciones Públicas, con un peso del 60,8% sobre el total de empleos no financieros. En concreto, en los once primeros meses del año ascienden a 160.442 millones, cuantía que incluye la compensación del SII-IVA de 2017 abonada a las CCAA por importe de 3.086 millones de euros, así como la partida destinada a las CCAA para cubrir la pérdida de recursos derivada de los saldos globales negativos de la liquidación de 2020, que ha sido de 4.404 millones.

A su vez, los Fondos de la Seguridad Social han recibido un 7,3% menos recursos que en 2021 por la mejora del desempleo. Por agentes, las transferencias al SEPE se han reducido un 73,5%, debido, entre otras razones, a las menores necesidades de recursos al finalizar los ERTES y demás prestaciones COVID; las transferencias al Sistema de la Seguridad Social se han incrementado un 0,8%.

La remuneración de asalariados crece un 4,4%. Esta rúbrica, que se sitúa en 18.021 millones, el incremento se explica principalmente debido a que en noviembre se ha aplicado el aumento retributivo adicional del 1,5% con efectos retroactivos desde el 1 de enero a una gran parte del personal de la AGE, de acuerdo con lo dispuesto en el RDL 18/2022, en el que se además se indicaba que el incremento retributivo global máximo para 2022 del 3,5%.

Los consumos intermedios han ascendido a 4.500 millones, un 4% más que en el mismo periodo de 2021, mientras que las transferencias sociales en especie se incrementan un 53,8%.

Por su parte, los intereses devengados crecen un 20,5% hasta situarse en 25.181 millones, mientras que las prestaciones sociales distintas de las transferencias sociales aumentan un 8,1%. Esta cifra incorpora una revalorización de las pensiones de Clases Pasivas del 2,5% con carácter general y del 3% en las mínimas.

El resto de empleos corrientes presenta un crecimiento de 4.990 millones y se sitúa en 10.487 millones. Esto se debe al gasto en subvenciones a la producción y a los productos, que incluyen en este ejercicio las ayudas y bonificaciones contempladas en el RDL 6/2022, de 29 de marzo como la bonificación extraordinaria y temporal en el precio de venta al público de determinados productos energéticos y aditivos utilizados para la propulsión de vehículos; las ayudas al sector del transporte y a las empresas intensivas en consumo de gas.

Por su parte, la cooperación internacional corriente se incrementa en un 35,1%, incluyendo 196 millones de aportación al FED y 261 millones de vacunas donadas a terceros países, mientras que la aportación a la UE por Recursos propios basados en el IVA y la RNB aumentan en un 2,6% hasta situarse en 11.696 millones.

Por último, destaca la formación bruta de capital fijo, que se sitúa en 5.532 millones, mientras que las ayudas a la inversión y las otras transferencias de capital han ascendido en conjunto a 3.790 millones.

Déficit conjunto la Administración Central, Comunidades Autónomas y Seguridad Social (octubre)

Hasta octubre de 2022, el déficit conjunto de la Administración Central, los Fondos de la Seguridad Social y las Comunidades Autónomas, excluida la ayuda financiera, se sitúa en 15.168 millones, equivalente al 1,16% del PIB. Si se incluye el saldo de la ayuda a las instituciones financieras por importe de 677 millones el déficit se sitúa en el 1,21% del PIB.

Administración Central

El déficit de la Administración Central se sitúa en 15.168 millones a finales de octubre de 2022 (excluida la ayuda financiera), lo que corresponde al 1,16% del PIB.

- El déficit del Estado en octubre, en términos de PIB, equivale al 1,4%, lo que supone 18.295 millones. Esto es un 69,2% inferior al registrado en octubre de 2021.

- Los Organismos de la Administración Central registran hasta octubre de 2022 un superávit de 3.127 millones.

1513395.jpg


Comunidades Autónomas

La Administración regional registra un déficit en octubre de 2022 de 5.506 millones, lo que equivale al 0,42% del PIB, frente al superávit del 0,99% alcanzado en octubre de 2021. Este resultado obedece a un aumento de los gastos del 8%, mientras que los ingresos decrecen a un ritmo del 1,9%.

Esta diferencia significativa entre ambos periodos se debe, entre otras razones, al mayor gasto por transferencias (8.447 millones más) que ha supuesto la liquidación definitiva de 2020 respecto a la liquidación definitiva de 2019.

Los impuestos han crecido un 4,4%, es decir, 2.660 millones más. Destacan los impuestos sobre la producción y las importaciones, que aumentan un 18,9% alcanzando la cifra de 15.895 millones, con un crecimiento de ITP y AJD de un 19,6%.

Por su parte, los ingresos por impuestos sobre la renta y patrimonio alcanzan un total de 44.950 millones. Los ingresos percibidos por impuestos sobre el capital ascienden a 2.676 millones de euros, lo que representa un 0,6% más que en 2021.

Las transferencias entre AAPP alcanzan 100.389 millones. Del importe anterior, 98.549 millones corresponden a transferencias corrientes recibidas (el 85,1% proceden del Estado). Se incluyen 3.086 millones que derivan de la compensación por los ingresos por IVA dejados de percibir como consecuencia de la implementación en 2017 del Suministro Inmediato de Información (SII-IVA).

Por su parte, los ingresos obtenidos del resto de recursos se sitúan en 17.766 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 10,7% respecto a octubre de 2021. Esta evolución se debe, principalmente, a los recursos devengados hasta finales de octubre de 2022 del Fondo Social Europeo REACT-UE y del FEDER REACT-UE.

Entre los gastos, la remuneración de asalariados crece un 3,4% debido al incremento salarial del 2% fijado para 2022, frente al 0,9% de 2021. Los consumos intermedios se elevan un 5,7% hasta situarse en 30.743 millones. En esta rúbrica se recogen las vacunas puestas a disposición de las Comunidades Autónomas, cuya cuantía asciende a 947 millones en 2021 y a 431 millones en 2022.

Las subvenciones crecen un 25,5% hasta los 3.781 millones, lo que se compensa con el descenso de los intereses, que disminuyen un 4,9% hasta 2.491 millones.

Las transferencias sociales en especie se elevan en un 5,6% hasta los 27.176 millones, de manera que el gasto en farmacia aumenta en un 7,8%, el gasto en conciertos de asistencia sanitaria se incrementa en un 2,2% y el correspondiente a conciertos educativos lo hace en un 3,8%.

Por su parte, las prestaciones sociales distintas de las transferencias en especie ascienden a 3.706 millones. Finalmente, la inversión crece en un 5,1% respecto a 2021 y alcanza los 11.689 millones.

1513395-1.jpg


Fondos de la Seguridad Social

Los Fondos de la Seguridad Social hasta octubre de 2022 registran un superávit de 5.506 millones, frente a los 5.984 millones de déficit del mismo periodo de 2021. En términos de PIB el superávit de la Seguridad Social se sitúa en el 0,42%, mientras que hace un año marcaba un déficit del 0,50% del PIB.

Este comportamiento es consecuencia de un crecimiento de los ingresos del 6,2% (destaca el buen comportamiento de las cotizaciones con un crecimiento del 5,2%) frente al leve descenso registrado en los gastos de un 0,6%.

Desde marzo de 2020 las operaciones del subsector Fondos de la Seguridad Social han estado directamente afectadas por la crisis derivada de la pandemia de la COVID-19. No obstante, los avances en el control de la misma, sobre todo con el proceso de vacunación, han motivado una reducción de su impacto económico. A finales del mes de octubre de 2022 dicho impacto estimado ha sido de 2.113 millones, lo que supone reducir en un 77,7% el que tuvo en el mismo período de 2021.

Respecto a la normativa aplicable a las operaciones del subsector hay que mencionar el Real Decreto-ley 32/2021, de 28 de diciembre, de medidas urgentes para la reforma laboral, la garantía de la estabilidad en el empleo y la transformación del mercado de trabajo. Esta norma establece nuevos tipos de ERTES desde el 1 de abril, al igual que la activación del mecanismo RED para las agencias de viajes.

Además, cabe destacar el Real Decreto-ley 6/2022, de 29 de marzo, por el que se aprueba el Plan Nacional de respuesta del Gobierno a las consecuencias económicas y sociales de la guerra de Ucrania; el Real Decreto-ley 11/2022, de 25 de junio, por el cual se prorroga hasta diciembre el aumento transitorio del 15% en la prestación del ingreso mínimo vital y en las pensiones no contributivas de jubilación e invalidez, etc. Finalmente, mencionar los RD 65/2022 y el RD 152/2022 por los que se actualizan las pensiones contributivas en un 2,5% y las no contributivas en un 3% y se fija el salario mínimo interprofesional en 1.000 euros.

El Sistema de Seguridad Social registra en octubre de 2022 un superávit de 4.072 millones, el 0,31% del PIB, frente al déficit registrado en los diez primeros meses de 2021, que alcanzó el 0,39%. Los recursos han ascendido a 151.428 millones, registrándose un crecimiento del 8,8%. En este caso, destaca el aumento en un 4,8% de las cotizaciones sociales. El número de afiliaciones en el Sistema en media mensual de todos los regímenes continúa incrementándose en 2022. Concretamente, en octubre el incremento es del 3%. Por su parte, el gasto se sitúa en 147.356 millones, lo que corresponde en gran medida con el gasto en pensiones, que crece en un 6,8%.

Al igual que ya ocurrió en 2021 destacan los datos registrados por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), que ha obtenido un superávit de 1.267 millones. Este comportamiento se debe, en gran medida, al descenso en un 90,2% del conjunto de prestaciones por desempleo vinculadas a los ERTE y otras medidas COVID, que alcanzan los 476 millones, mientras que en 2021 el gasto se elevó en este periodo a los 4.872 millones. El resto de las prestaciones de desempleo se reduce en un 4,1% respecto al año anterior por la mejor evolución del mercado laboral. El número de beneficiarios de las prestaciones de desempleo a finales de octubre disminuye un 4,7% en tasa interanual.

El FOGASA presenta un superávit de 167 millones, frente a los 64 millones de superávit registrados en el mismo periodo de 2021.

1513395-2.jpg


Déficit conjunto de las Administraciones Públicas (septiembre)

Finalmente, también se han publicado hoy los datos de ejecución de 2022 de las Corporaciones Locales, correspondientes al tercer trimestre del año. Los datos muestran que las Entidades Locales han registrado un déficit de 1.374 millones, lo que equivale al 0,1% del PIB, frente al superávit de 2.306 millones alcanzada el ejercicio anterior.

Con estos datos de Corporaciones Locales, el déficit del conjunto de las Administraciones Públicas en el tercer trimestre de 2022 se sitúa en el 1,64% del PIB, frente al 4,5% registrado el tercer trimestre de 2021, sin ayuda financiera. Esto supone una disminución de un 60,5%. Considerando la ayuda financiera el déficit en el tercer trimestre se sitúa en 1,69% del PIB. Los gastos han aumentado en un 1,8%, mientras que el crecimiento de los ingresos ha sido del 10,8%.

- Principales indicadores de la actividad económica y financiera del Estado

- Ejecución presupuestaria de la Administración Central, Comunidades Autónomas y Seguridad Social: Informe mensual (datos consolidados en contabilidad nacional)




Fuente: La Administración al Día (INAP)
 
Arriba