CCOO Hacienda Desilusión, la dirección adjunta de Vigilancia Aduanera (DAVA), pretende reirse de su personal y del Departamento de Recursos Humanos

foropositores

Administrador
Registrado
30 Jun 2018
Mensajes
13.032
Me gusta
38
ccoo-aeat.jpg


Desilusión, la dirección adjunta de Vigilancia Aduanera (DAVA), pretende reirse de su personal y del Departamento de Recursos Humanos

Las reuniones con la Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera, siempre acaban igual. Es como el día de la marmota, nunca se obtiene una solución para nada ¿Para qué están sus dirigentes?. Hoy, 16 de febrero de 2021, tuvo lugar la reunión de la Comisión Permanente constituida en la Adenda de 22 de octubre al Acuerdo de 19 de Junio de 2020, siendo el único punto del orden del día la nueva normalidad reflejada en el Acuerdo de 26 de enero de 2021, para la prestación de servicios en el ámbito de Vigilancia Aduanera debido a sus especificidades.

A dicha reunión acudieron por primera vez en mucho tiempo representantes de Vigilancia Aduanera, además de los representantes del Departamento de RRHH.

Después de la presentación realizada por el representante de Recursos humanos, tomó la palabra el subdirector de Operaciones de V.A., que se dedicó a dar una relación de ordenes e instrucciones publicadas desde el inicio de la pandemia, sin ofrecer más que las fechas de publicación, su duración temporal y las diferencias entre lo que fueron órdenes e instrucciones, deben pensar que no sabemos leer.

En esta reunión CCOO puso de manifiesto las disfunciones observadas en todo Vigilancia Aduanera en cuanto a la falta de EPIs (mascarillas y guantes) suficientes; irregularidades sobre la presencia en algunas embarcaciones de más Agentes de los permitidos (al obligar a embarcar hasta sin ni siquiera “flotadores” a los Agentes en prácticas); la falta de un servicio de limpieza y desinfección en la mayoría de las bases; las diferencias de criterio en las distintas bases a la hora de realizar las denominadas salidas selectivas para servicios rutinarios; la falta de planificación en relación a la dotación de las Bases en cuanto a jubilaciones, movilidades o las fechas de cumplimiento de los requisitos para participar en los Paneles, con los problemas que ello plantea en cuanto a la seguridad de las tripulaciones.

Todo se lo trae al pairo, “aquí mando yo” ese es su mantra.

La parte social también aprovechamos la oportunidad de tener de cuerpo presente a los subdirectores para plantear otros temas que afectan directamente a la plantilla de la DAVA tanto en lo referente a que la Agencia Tributaria hiciese las gestiones oportunas con el Ministerio de Sanidad con el fin de que los funcionarios y funcionarias de Vigilancia Aduanera fuesen incluidos entre los grupos o subgrupos poblacionales prioritarios definidos actualmente en la Estrategia nacional de vacunación, al igual que el resto de Colectivos en activo con una función esencial para la sociedad, que incluye en el Subgrupo 6A a Guardia Civil, Policía Nacional, Autonómica y Local, Bomberos, técnicos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, profesionales de Protección civil, Emergencias y Fuerzas Armadas, teniendo en cuenta que la gran mayoría de funciones realizadas son coincidentes. Además también se ha pedido que se realicen gestiones ante Muface y la Seguridad Social para establecer coeficientes reductores a semejanza de los establecidos para toda la marina mercante.

La falta de respeto y el desprecio que mostraron con todos los presentes en la reunión -recordemos que en estas reuniones se toman decisiones que afectan no solo a las condiciones laborales de las trabajadoras y trabajadores, sino también decisiones de las que dependen sus vidas-, muestran una vez más la necesidad de un profundo cambio en la DAVA, es precisa una renovación de esta Dirección Adjunta tanto para adaptarla a los cambios sociales como a los laborales, la experiencia y conocimiento de la parte social permitía incardinar la problemática y aunque algunos se retrotrajeron al siglo XIX, no es menos cierto que sus mentes todavía permanecen ancladas en aquellos momentos de esplendor del “imperio”, hasta la Guardia Civil -cuerpo militarizado- ha evolucionado más que estos dirigentes, vergüenza debería darle a algunos mantener este obsoleto modelo de organización en una AEAT que siempre va a la cabeza de la Administración Pública.

Como corolario a esta afirmación basta con ver las excusas ofrecidas por los Subdirectores, derivando sin el menor rubor las responsabilidades hacia los Jefes de las Dependencias, de las Bases o de las embarcaciones, y como colofón a todo, sus prisas por dar por finalizada la reunión para eludir dar respuesta a las cuestiones planteadas por la parte social, conminando a los representantes del Departamento de Recursos Humanos, cual amanuenses suyos, a que les tomaran nota de las mismas, se las pasasen por escrito, y que ellos ya contestarán, pues no venían preparados para estos temas.

¿Los Subdirectores de la DAVA no tienen conocimiento de todo lo que les hemos planteado?

¿No saben siquiera documentarse para asistir a una reunión, que saben que no iba a ser amistosa?

¿De verdad Vigilancia Aduanera sigue dirigida en este sentido?

¿Los Drones de los que presumen, no les hacen levantar la cabeza?

Fuente: Sindicato CCOO
foropositores
 
Arriba