CSIF Justicia CSIF exige que se abra la negociación sobre el Registro civil.

CSIF exige que se abra la negociación sobre el Registro civil.

]CSIF traslada a la Dirección General de Fe Publica y Seguridad Jurídica las dudas e incertidumbres en la implantación del con un programa, DICIREG que da muchos fallos, tiene muchas carencias yq que, en realidad, está siendo testado y probado por los funcionarios/as de los Registros civiles de Madrid y Barcelona a costa de la eficacia y la eficiencia en la prestación del servicio.

Para CSIF no es aceptable que se hable de nuevas implantaciones del modelo cuando no se han resuelto los problemas que está presentando el nuevo programa en las dos sedes donde ya se trabaja con él desde finales de 2021.

Sorprendentemente, el Ministerio traslada la idea de que no se van a implantar oficinas mientras no se tenga el programa y los sistemas informáticos en condiciones y el personal capacitado mientras que la realidad demuestra que se ha implantado sin tener los sistemas informáticos en condiciones, ni siquiera la regulación completa y con una formación manifiestamente mejorable.

Además, para CSIF es imperativo que se comience a abordar la negociación de los modelos de referencia de las oficinas y las relaciones de puestos de trabajo en las que se definen cuestiones como horarios, puestos singularizados o retribuciones.

Otra cuestión clave es la en el que se deben sustanciar las delegaciones de funciones que se establecen en la Ley. En relación con este apartado, CSIF defiende la puesta en valor del personal de Justicia y, en especial, del Cuerpo de Gestión que durante años ha sido el que materialmente ha llevado la carga de llevanza del Registro sin reconocimiento laboral ni retributivo. Para CSIF el Ministerio se equivoca si mantiene el modelo de cuello de botella del Registro civil manteniendo un único encargado de todo, que luego no puede hacer nada por la carga de trabajo que tiene. Hay que aprovechar el capital humano del personal de Justicia haciendo legal lo que es real y, sobre todo, pagándolo. Para CSIF, las retribuciones del personal no son un gasto sino una inversión que mejora sin duda la prestación del servicio a través del reconocimiento al trabajo realizado.

Además, para CSIF el tratamiento que se da a las oficinas colaboradores es indigno. Las oficinas colaboradoras del Registro civil, en especial las que tienen dotación de personal de Justicia, han perdido funciones respecto de las que tienen atribuidas todavía los Juzgados de paz. Es incomprensible que para estas oficinas no se prevea la posibilidad realizar inscripciones o instruir expedientes tal y como se hace en la actualidad.

Recordamos que estas oficinas colaboradoras se integrarán en las futuras oficinas de justicia en el municipio que se incluyen en el proyecto de ley de eficiencia organizativa. CSIF ha puesto en valor la existencia de estas oficinas que permiten dar continuidad a los destinos actuales en los Juzgados y Agrupaciones de Paz después de muchos años de lucha. No obstante, CSIF ha recordado al Ministerio que el compromiso de mantenimiento de las oficinas pasa por su potenciación y no por su desguace a trozos que parece que es lo que se plantea tanto para las oficinas colaboradores como para las oficinas de Justicia en el municipio.

Aún con todo, el Ministerio anuncia el siguiente calendario de implantación del nuevo modelo de Registro civil: Tarragona, Murcia y Valladolid en los próximos meses para luego continuar con Vigo, A Coruña, Bilbao, Sevilla, Málaga, Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria. Sin plazos ni fechas concretas.

Para terminar, CSIF mostró su preocupación por la falta de coherencia en la puesta en marcha del proyecto. Para CSIF se está empezando la casa por la ventana, probablemente, por conveniencia política, hurtando la negociación colectiva y poniendo en peligro el servicio público con un programa que no está listo para cumplir con su función.




Fuente: Sindicato CSIF
 
Última edición por un moderador:
Arriba