Barcelona pide a Gobierno y Generalitat que se pongan "las pilas" tras la condena del TJUE por superar los límites de contaminación

Barcelona pide a Gobierno y Generalitat que se pongan "las pilas" tras la condena del TJUE por superar los límites de contaminación


El Ayuntamiento de la capital catalana ha considerado este jueves que Gobierno y Generalitat de Cataluña "se tienen que poner las pilas", después de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) haya condenado a España por infringir "sistemáticamente" la directiva comunitaria sobre la calidad del aire entre 2010 y 2018 en el área metropolitana de Barcelona y en Madrid.

La teniente de alcaldía de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad, Janet Sanz, ha apuntado que el Consistorio "ha hecho los deberes y tiene que seguir haciendo más" y que "es indispensable que las otras administraciones hagan la parte que les toca".

Por ello, ha pedido al Gobierno mejorar la red de Rodalies. "No podemos esperar a 2026 para que funcione mejor", ha dicho. También ha reclamado a la Generalitat mejorar la "movilidad interurbana, poner en marcha más 'park & ride' y conectar la L4 y la L5 del metro entre Sagrera y La Pau".

Por otro lado, ha exigido al ejecutivo central y al catalán "que defiendan el Eixample porque es uno de los territorios más contaminados de la ciudad" y el que recoge más tráfico. Por el distrito circulan unos 350.000 coches diarios, ha indicado.

Sanz, asimismo, ha dicho que la sentencia del TJUE "confirma que Barcelona no es Madrid", porque señala directamente a la capital española, pero no a la catalana, sino a su área metropolitana. En este sentido, ha afirmado que el fallo demuestra que el Ayuntamiento barcelonés "ha puesto en el centro las políticas públicas" contra la contaminación, mientras que el madrileño las ha "parado".

La teniente de alcaldía ha señalado que aunque Barcelona lleva "tres años cumpliendo" con los límites de contaminación que establece la Unión Europea, no se puede "parar aquí", pues la polución "es un problema real que afecta a la salud". Es la causa de una 1.000 muertes prematuras al año en la ciudad, ha dicho.

En este sentido, ha puesto en valor medidas que ha tomado el Ayuntamiento contra la polución, como la puesta en marcha de la Zona de Bajas Emisiones, la construcción de la Superilla Barcelona, la ampliación de la red de carriles bici o la mejora del transporte público.

"Este es el camino y todo lo que se ha hecho está en la buena dirección", ha apuntado, por su parte, el concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica, Eloi Badia. También ha destacado que en ocho años la contaminación por dióxido de nitrógeno (NO2) se ha reducido casi un 31% en las zonas con más tráfico de la ciudad.

Fuente: 20 Minutos

contaminacion-2.jpg




 
Arriba