Activistas climáticos se desnudan y pintan la verja de la fábrica de Campofrío en Madrid en protesta por su anuncio de Navidad

Activistas climáticos se desnudan y pintan la verja de la fábrica de Campofrío en Madrid en protesta por su anuncio de Navidad


Activistas climáticos de un grupo llamado Futuro Vegetal se han desnudado y han realizado pintadas en la verja de la sede de producción de Campofrío en Madrid este jueves. En las pintadas se podían leer consignas como "caos climático" o "#corajevegetal" con spray.

Esta acción se ha llevado a cabo como protesta por el anuncio de Navidad de este año de Campofrío, que ha supuesto una mofa para activistas climáticos por su "indiferencia y difamación por la preocupación" por la crisis climática de los jóvenes, según explican en un comunicado.

Una de las portavoces del grupo ha explicado que empresas como Campofrío están "vendiendo nuestro futuro, potenciando la desertificación y el incremento de gases de efecto invernadero" en España. "Las corporaciones cárnicas están esquilmando el Amazonas", han apuntado en su cuenta de Twitter.


El anuncio de Navidad de Campofrío

La sede afectada de Campofrío es la planta de producción Villaverde, situada en la calle de San Dalmacio, en el distrito madrileño de Villaverde, al sur de la ciudad. Estas instalaciones está destinadas a la producción de jamones curados y salchichas, principalmente. En la fábrica trabajan actualmente 183 empleados.

Cada Navidad, Campofrío publica un anuncio para promocionar sus productos. El de este año, titulado La herencia, lanza un mensaje hacia las nuevas generaciones. En esta publicidad tiene como protagonista principal a Antonio de la Torre, que comienza diciendo: "Teniendo en cuenta los acontecimientos que nos rodean, imaginemos que hoy mismo tuviéramos que hacer testamento, ¿qué clase de legado dejaríamos?". Empiezan a aparecer diferentes caras conocidas de España, como Iker Casillas o Tamara Falcó. Al final, es la actriz Luna Fulgencio quien anima a dejar un legado de coraje y optimismo a los más jóvenes.


Otras entidades perjudicadas

Esta no es la primera acción otra una empresa que hacen los activistas climáticos en España. El pasado 8 de diciembre dos ecologistas de Futuro Vegetal rociaron con extintores pintura en una parte del escenario navideño infantil de Cortylandia frente a la fachada de El Corte Inglés de la calle Preciados en Madrid. La protesta era contra el modelo agroalimentario.

También han irrumpido en museos nacionales. El 13 de noviembre dos activistas lanzaron un líquido que simulaba sangre y petróleo a las vitrinas del Museo Egipcio de Barcelona contra la cumbre de la COP27. Ese mismo mes, otros dos ecologistas del grupo se pegaron a los marcos de los cuadros de La maja desnuda y de La maja vestida de Francisco de Goya, expuestos en el Museo Nacional del Prado en Madrid, en señal de protesta por la emergencia climática.

Fuente: 20 Minutos

pintadas-en-la-sede-de-campofrio-en-madrid.jpg




 
Arriba